Los Mejores Parques y Jardines Bonitos de Madrid

La capital española puede presumir de tener los mejores bares y restaurantes cuando hablamos de cocina española pero no todo es sobre comida. También podemos encontrar los mejores parques de Madrid para visitar. Estos parques, cuentan con abundantes espacios verdes para tomarse un descanso y desconectar de la propia ciudad. En estos parques y jardines podrás hacer muchas actividades, desde ir en barca, hacer deporte, hasta simplemente ir a dar un paseo solo o acompañado de tus seres queridos.

Dicen que todos los caminos llevan a Roma, pero eso yo no me lo creo, me parece mejor decir que todos los caminos llevan a Madrid para que visites sus bonitos jardines. Muchos de ellos contienen la esencia de la capital española así como los tantísimos años que llevan ahí haciendo historia.

Parques de Madrid: El Retiro

Parque del Retiro

Estamos hablando posiblemente del parque que más historia tiene en Madrid ya que fue construido a principios del siglo XVII. El recinto ronda las 120 hectáreas y con más de 16.000 árboles es un recinto de los más frecuentados de la capital gracias a su famoso lago.

El Retiro, esconde espacios y rincones de ensueños como El Palacio de Cristal, el Palacio de Velázquez, el jardín de Vivaces, el Estanque Grande. Se encuentran también los jardines de Cecilio Rodríguez, sobre alguno de ellos hablaremos más adelante. Este parque es Famoso, por ser uno de los mejores parques urbanos de Madrid que ofrece cultura, ocio y deporte, además es uno de los más importantes de Europa.

En este parque podrás disfrutar de un paseo en barca por su lago, ver actores disfrazados recorriendo el parque para divertir a la gente, artistas que tocan la mejor música acorde la situación del parque. Estas y muchas otras curiosidades llenas de aventuras, harán que cuando estés en el Retiro pienses en divertirte o desconectar del tráfico de la gran ciudad que nunca para.

En los alrededores, puedes alquilar una bicicleta para dar una vuelta y disfrutar del parque en general sobre ruedas. Durante toda la ruta veras muchos quioscos y terrazas en las que podrás tomarte un respiro.

Sin duda, si vas a viajar a Madrid seas o no un amante de los parques y jardines no puedes perderte el lujo de visitar el Retiro, una de las rutas más aconsejadas para todos los extranjeros. Si lo deseas, para tener un recuerdo de tu viaje podrás hablar con fotógrafos que te harán una sesión de fotos con tu pareja, grupo de amigos o solo.

Lo recordarás como algo diferente, original y divertido, así es el parque del Retiro. Existen tres rutas para hacer una visita al parque pero la más famosa es haciéndola por la Puerta de Alcalá, la Puerta de la Independencia.

Parques de Madrid: El Capricho

Este parque es uno de los espacios verdes que conforman el patrimonio artístico natural de Madrid. Esta catalogado, junto a otros como uno de los más bonitos de la ciudad. Curiosamente, este parque no es tan conocido ya que está situado en Alameda de Osuna, un barrio perteneciente al distrito de Barajas. El recinto de las 14 hectáreas, nace a finales del siglo XVIII cuando los Duques de Osuna adquirieron la finca y dejando así a sus artistas, crear un auténtico paraíso con ayuda de jardineros y escenógrafos de la época.

El Capricho ofrece tres estilos diferentes de paisaje, formando así el parterre o jardín francés, el paisaje inglés y el giardino italiano. Esto hace una combinación que le da al parque una esencia diferente al resto. Contiene templetes, ermitas, fuentes, plazoletas y el palacio antiguo de los duques. Actualmente sirven para salas de conferencias, exposiciones y en general un espacio interactivo donde la figura de la duquesa es la protagonista. También podremos contemplar la ría con su lago e isla, las casas de cañas y más maravillas que esconde este jardín que solo podrás comprobar por ti mismo si lo visitas.

Un secreto muy grande que alberga dentro El Capricho es que contiene un búnker escondido. Comprende un lugar en el que se alojó el Cuartel General del Ejército Republicano de Madrid cuando en España estuvieron durante 3 años en una Guerra Civil. Este escondrijo de 2.000  situado a 15 metros bajo tierra fue capaz de resistir bombas de hasta 100 kg. Era un sitio ideal para crear un búnker ya que con la naturaleza del paisaje se camuflaba idealmente.

El Patrimonio Cultural del Ayuntamiento de Madrid ofrece visitas gratuitas guiadas los sábados y domingos. Ósea, si estás en Madrid y piensas visitar este parque ya sabes lo que debes hacer si deseas ver un búnker que durante mucho tiempo albergó a gente para salvarse de los bombardeos y tiroteos en plena capital.

En definitiva El Capricho invita a vivir muchas sensaciones y puedes revivir historias en cada uno de sus rincones. Sus bosques con árboles primaverales proporcionan un hermoso jardín. En sus recorridos se puede observar la riqueza natural con numerosos animales como ardillas, palomas torcaces, ratones de campo, musarañas entre otros. Resumiendo, no puedes perderte la oportunidad de visitar este parque si estás en Madrid.

Rosaleda del Parque del Oeste

Rosaleda del Parque del Oeste

Como bien dice su nombre, este jardín es un rincón único los visitantes de la ciudad no pueden perderse. La razón es que a finales de la primavera, el jardín de la Rosaleda contiene más de 500 variedades de rosales procedentes de todo el mundo. Es un lugar perfecto para pasear, muy romántico y es el sitio idóneo para aquellos fotógrafos que hagan sesiones de fotos en las que el ambiente y la naturaleza acompaña muchísimo.

Este parque es el único que se pasa de su horario, es decir, siempre está abierto más horas de lo normal, comporta un mayor cuidado con lo que crea una buena interacción con el público.

También famoso por crear un concurso llamado “Concurso Popular Rosa” en el cual se celebra todos los años en el mes de mayo. En esta época es, cuando los rosales se encuentran en plena floración y se trata de que los visitantes voten por las rosas más bonitas.

Es uno de los jardines menos conocidos de Madrid, donde la gente que reside en la gran capital habrá pasado por delante muchas veces sin darse cuenta de su presencia.

La Rosaleda, fue creada al estilo de otros jardines de rosales del resto de Europa como el de Versalles, obra del jardinero Mayor del Ayuntamiento de Madrid. Esta ha sido una iniciativa muy acertada para  llamar la atención a los visitantes. Tiene en su haber una superficie de 32.000  y en la parte central podremos ver un estanque con nenúfares. El mismo contiene, la denominada “Fuente de la Juventud” donde hay plasmada una escultura muy bella de una ninfa.

En sus alrededores, posee arcos y galerías en los que podrás internarte, donde verás que sus caminos bajo tierra las paredes están formadas por hojas verdes, flores de colores y rosas.

Los Jardines de Sabatini

Enfrente al Palacio Real se encuentra uno de los jardines más bonitos de Madrid. Reciben este nombre porque un arquitecto italiano llamado Francesco Sabatini contribuyó en una gran parte a la hora de diseñar el Palacio Real y en su honor le pusieron el nombre a los jardines. Con algo más de 25.000  este jardín cuenta con un estilo neoclásico que lo hace muy original.

Este jardín, suele llenarse más cuando atardece y en la noche, ya que es un sitio espectacular en el que presenciar el crepúsculo. Posee un gran estanque que contiene en el centro del jardín rodeado por fuentes, árboles y esculturas de carácter arquitectónico. Como extensión del Palacio Real, hace contemplar a los espectadores como los tonos van variando. Es así que de un tono amarillo y rojo pasa a colores grises del propio palacio, haciendo que sus esculturas de mármol blanco resalten tras esconderse el sol.

Unida principalmente junto al Campo del Moro, otro gran jardín en los cuáles hacen que el Palacio Real sea un lugar  muy visitado.

Campo del Moro

Un fabuloso jardín que fue impulsado y apoyado en el siglo XIX por la Reina al estilo inglés, declarado como Monumento Histórico y Artístico un centenario después.

Por su concepto de romanticismo, estos terrenos no fueron creados para ser un jardín. Sin embargo, varios jardineros de la época se juntaron para aprovechar el terreno y convertirlo en un bonito lugar en que la gente pudiese visitar y disfrutar.

El Campo del Moro, se caracteriza por el desnivel del barranco ubicado entre el palacio y las riberas del río Manzanares. No se convirtió en un jardín hasta que la Reina Isabel II decidió dar la señal de que varios trabajadores que residían en su Palacio se pusieran manos a la obra para crear aquello.

El curioso nombre que recibe este jardín, tiene mucha historia detrás. Y es que cuando un caudillo musulmán bastante importante intentó reconquistar Madrid tras la muerte del rey, atacó el Palacio Real y más monumentos. Cuenta la leyenda que sus tropas y él acamparon en el lugar que hoy ocupan esos jardines. Un tiempo más tarde, ante una derrota bastante dura no pudieron hacerse con el poder.

Jardines de Cecilio Rodríguez

Conocido mayormente por su tranquilidad, están situados en el interior del Parque del Retiro. Poca gente frecuenta este jardín creado por Cecilio Rodríguez, muy cuidado hasta el año 2010 en el que permanecía cerrado de cara al público. Esta medida fue tomada para conservar toda su belleza sin que se produjeran actos vandálicos o simplemente accidentes.

Cecilio Rodríguez era un jardinero nacido en Valladolid, aprendió a ser jardinero en el Ayuntamiento de Madrid desde bien pequeño. Con todo esto, poco a poco a base de horas de trabajo ascendió de categoría y puso en marcha este gran proyecto. Esta a la altura de muchos jardines conocidos, como La Rosaleda por ejemplo.

De hecho, cuando la gente hace largas esperas para poder visitarlo, solamente entran una docena de personas. Dicha acción, permite a los guías prestar mayor atención a los usuarios, así como poder dar explicaciones más detalladas del lugar. Lo más habitual, es que las visitas siempre se comprenden en un clima de silencio y naturaleza.

Podemos encontrar en los Jardines de Cecilio Rodríguez muchas esculturas y elementos curiosos, como pequeños estanques, surtidores de agua, pérgolas. De igual manera se pueden apreciar, setos, rincones secretos y algún pavo real que enseñan sus plumas de colores a los visitantes. En la entrada norte, hay una figura muy esbelta de Venus, con un hombro al descubierto y la mirada perdida, faltándole un brazo y se puede observar en que la porquería ensucia la piedra blanca. Aún así conserva la originalidad y el clasicismo en el jardín.

El Jardín Botánico de Madrid

Jardín Botánico de Madrid

Siendo uno de los jardines más visitados en Madrid, no sorprende desde un primer vistazo por lo exterior, dentro del jardín alberga un enorme y variado contenido de especies. Se halla situado en pleno centro de Madrid. Ideal para hacer un tipo de turismo diferente.

Es un museo de plantas, en el que se ofrece un servicio agradable al paseo del visitante. En medio de la gran capital, se agradece hacer un pequeño descanso en el que podremos desconectar a través de la vegetación y la paz que reside en este Jardín Botánico. También dispone de una sala de exposiciones y una cafetería para sentarnos un rato y charlar tranquilamente al previo o a la post visita.

Es muy grande, dispone de cuatro plantas en las que contienen cuatro terrazas y una gran vista al Paseo del Prado. A la vez, en su interior encontraremos cuadrículas llenas de especies con información. Este jardín no solo se basa en vegetación, también contiene fuentes ornamentales y varias esculturas.

Fue creado a mitad del siglo XVIII por orden del rey, ubicado cerca del río Manzanares, el Jardín Botánico actualmente abre durante todas las estaciones del año aunque puede variar su horario. El acceso se hace por el lado norte, junto a la plaza compartida con el Museo del Prado.

Templo de Debod

Templo de Debod

No podemos saltarnos este gran parque a la hora de comentar los mejores parques de Madrid, es un gran tesoro que esconde Madrid.

El Templo de Debod, se localiza en el oeste de Plaza España, junto al Parque del Oeste y simplemente es un monumento del antiguo Egipto en pleno centro de la capital.

Se caracteriza por ser uno de los más visitados y más cuidados, ofrece también unas vistas hacia el Palacio Real a través de los árboles. El lugar desprende magia porque acudir al atardecer es un lugar perfecto para relajarse.

¿Pero cómo llega este templo a un sitio como Madrid? Pues porque el Gobierno de Egipto hizo un regalo al Ayuntamiento de Madrid. La razón es que construyeron la presa de Asuán, con lo que conlleva un trato en el que por el tamaño de ésta podía haber quedado inundado.

Es muy original, ya que el Templo de Debod es uno de los monumentos más fotografiados por las personas extranjeras y por los propios madrileños. A todas horas vas a encontrar gente haciendo fotografías y posando en los monumentos. Es especial a altas horas de la noche, debido a la iluminación que el propio monumento desprende, pudiendo convertir una fotografía en una postal muy bonita.

Este original templo está formado por un edificio principal con dos portales de piedra sobre una vía frente a su fachada. En sí es algo pequeño, con cosas para ver en su interior pero principalmente llama más la atención por su entorno. Las visitas al interior de Debod son totalmente gratuitas aunque muchas veces en horas punta, se hace pesada la espera para entrar ya que el aforo está limitado.

Parque del Oeste

El Parque del Oeste está lleno de rincones de encanto y de historia. Lo que destaca principalmente es en su famoso teleférico que une el paseo del Pintor Rosales con la Casa de Campo. Además, ofrece unas vistas impresionantes, sobre todo se recomienda visitar cuando el día cae, en el atardecer. Comprende uno de los principales atractivos de Madrid.

Hablando de datos curiosos, es que hasta el siglo XX este parque se utilizó principalmente para tirar y almacenar la basura. Pasado un tiempo, el alcalde del Ayuntamiento de Madrid decidió contactar con algunos diseñadores para crear un lugar único y bonito en el que poder dar un paseo o simplemente relajarse.

Así lo hicieron y finalmente, transformaron el lugar que servía como basurero de la ciudad a un parque bello y romántico. También durante la Guerra Civil Española, el Parque del Oeste se convirtió en un amplio campo de batalla, construyéndose trincheras y búnkeres que la gente puede ver en la actualidad.

Con una extensión cercana a las 100.000 , este espacio verde se encuentra entre la carretera de A Coruña y la zona de Moncloa. Es muy recomendable visitarlo para ver como son las esculturas que contiene. Así mismo, puedes observar su gran Fuente de Juan Villanueva, situada en el centro que se levanta sobre un gran pilón midiendo unos 20 metros de altura.

Pensar y comparar como este bonito parque antes fue un basurero y un campo de batalla, nos puede alegrar e inspirar cambiar positivamente.

Madrid Río

Madrid Río

Madrid Río, es uno de los Parques de Madrid mas grandes; construido en el siglo XXI que se trata de una zona peatonal y de recreo. Está ubicado paralelamente junto al río Manzanares.

Gracias a su remodelación y cuidados hacia la naturaleza, ha vuelto a contar con una fauna sorprendente.

Por debajo de este parque discurren las vías transitadas de la autopista M-30.

Con un largo recorrido de 10 Km en las que contienen muchas zonas verdes, áreas deportivas y zonas de picnic. En ellas, la gente de Madrid puede disfrutar de un momento de calma mientras pasea.

Posee muchos monumentos históricos, al igual que instalaciones de ocio y cultura como puede ser el Matadero Madrid. Se trata de un antiguo matadero reconvertido en espacio cultural, donde la gente puede visitarlo gratuitamente. Resumiendo un poco, es uno de esos parques que reúne varias actividades diferentes a la par que divertidas.

Es curioso porque antes de crear este parque, había un gran tráfico de coches y en la actualidad se puede notar su gran cambio. Comer o tomar algo en la sombra de los pinos, es una práctica habitual. Así como tomar el sol o cruzar puentes que nos llevarán a una “playa” artificial para refrescarse en verano.

De hecho, recibió un premio en 2016, el Verónica Rudge Green Prize de Harvard donde felicitan y reconocen el valor de construir un proyecto en el que hacen cambiar a mejor, el estilo de vida urbano. Se le reconocer también, el crear un espacio de tranquilidad a tan solo unos pasos de la gran masa de movimiento en Madrid.

En Madrid puedas visitar muchos parques y jardines en los que cada uno aporta algo diferente. No obstante, Madrid Río se ha convertido en un parque urbano del día a día. En el frecuentan universitarios, personas practican deportes o simplemente seduce a dar un paseo. Además cuenta con varias zonas infantiles con columpios para que los más pequeños también puedan disfrutar.

Ya sabes cueles son los mejores Parques de Madrid y Jardines bonitos de Madrid: ¡Visítalos!

Madrid es una de las ciudades más bellas para visitar, sin duda no puedes dejar de visitar todos los parques y jardines que te he comentado anteriormente. La mayoría son gratuitos aunque en algunos puede ser posible que debamos pagar una pequeña cuota simbólica.

Y la verdad, es que su clima acompaña mucho pero antes de viajar te aconsejo que mires el tiempo porque en invierno suele hacer un frío seco. Te reitero que no suele bajar de los cero grados, aún así se está muy bien en la calle. En primavera suelen haber tormentas y en verano pueden llegar a ser muy calurosos, por encima de los 30ºC en pleno julio y agosto.

Visitar los grandes parques y jardines compuestos de monumentos y figuras hacen que Madrid sea un destino idóneo. Por lo anterior expuesto, debes incluir la visita a estos parques en tus planes con los niños y familia en cualquier época del año.